AspeComercio y Ciudad - Aspe

El ayuntamiento exige a la Comunidad de Regantes la reparación de los caminos rurales

Ante las numerosas quejas de vecinos de Aspe que transitan por los caminos rurales del término municipal, o que tienen propiedades a las que se acceden por dichas vías, el ayuntamiento de Aspe va a exigir a la Comunidad de Regantes la reparación de los mismos. Muchos de los caminos del término municipal permanecen con zanjas debido a las obras de instalación del riego por goteo que se ha paralizado debido a los problemas surgidos con la empresa ejecutora de la canalización. Dicha empresa exige el pago de una deuda que se ha ampliado con respecto al presupuesto inicial. Al no estar en disposición la Comunidad de Regantes de realizar ese pago (incluso dimitió la anterior Junta Directiva porque los comuneros estaban en desacuerdo con la cifra que había alcanzado la deuda), el soterramiento de algunos caminos y su reasfaltado se ha paralizado debido a la negativa de la empresa a terminar la ejecución hasta cobrar toda la deuda.

Desde el ayuntamiento, el alcalde Antonio Puerto ha indicado en Radio Aspe que “nuestra relación con la Comunidad de Regantes es fluida, pero ella es la responsable de la obra y que los caminos estén así. Todos sabemos las fases por las que ha pasado la Comunidad, pero no es excusa para que los vecinos estén sufriendo la situación de los caminos”. Las reclamaciones por escrito del consistorio han dado lugar al parcheo y reparación de algunos caminos, pero “llevamos dos años sin respuestas. El vecino reclama al ayuntamiento, al alcalde y a la concejala de urbanismo o al concejal de agricultura.”

Aunque el ayuntamiento no es el responsable de la situación, Puerto asegura que “vamos a actuar siguiendo una fase de prioridades”. Pero lo que no quieren las autoridades municipales es que los vecinos paguen la obra de sus bolsillos a través de los impuestos, unas obras que podrían alcanzar una cifra de 450.000€. “Teníamos un estado de caminos bastante bueno antes de iniciarse la obra, pero ahora hay caminos en un estado de peligrosidad”. Por ese motivo, Puerto ha asegurado el ayuntamiento tiene la obligación de exigir a la Comunidad que reponga los caminos. “En caso de que el consistorio ejecute las obras, tendremos que ver de qué manera recuperamos esa partida económica que no corresponde al ayuntamiento. No es un gasto que deban pagar los vecinos a través del ayuntamiento, sino la Comunidad de Regantes”.

Antonio Puerto también ha indicado que se van a reunir con los regantes previamente a cualquier decisión para coordinar con la Comunidad las vías de solución al problema de los caminos rurales.

Comentarios
Ver más
Botón volver arriba