AspeSucesos - Aspe
Tendencia

#Aspe: Robo ‘de película’ con butrón en Aspe 

El ladrón pasó 6 horas en el interior del establecimiento y se tomó tres cervezas

Aunque el robo se produjo a comienzos del verano, la noticia ha trascendido ahora. En la madrugada del 30 de junio al 1 de julio se produjo un robo ‘de película’ con butrón en Aspe, concretamente en el restaurante La Casita Gastrobar.


El suceso tuvo lugar de madrugada, entre las 2 y las 8.30 de la mañana. Las cámaras de seguridad del establecimiento grabaron esa noche cómo un individuo hizo un butrón en Aspe, en el tejado del establecimiento para intentar acceder a su interior. Al no conseguirlo se deslizó por una tubería hasta el patio interior donde, con toda tranquilidad, después de ingerir tres cervezas y tras más de dos horas forcejeando, rompió el cristal blindado con diferentes objetos (taburete, mazo,  etc…) para acceder por la cocina, provocándose una herida y dejando un rastro de sangre en el cristal. Una vez que accedió al salón, rompió la máquina de tabaco que estaba cargada, extrayendo todo el contenido de su interior e introduciéndolo en varias bolsas. También rompió la caja registradora sustrayendo el dinero del cambio.  El hombre salió del establecimiento por la puerta de la cocina.

Un vecino que se cruzó con él, relató  posteriormente que vio a un hombre cargado con bolsas andando por la calle, haciendo varias paradas porque no podía con el peso de la carga. Los propietarios del establecimiento llegaron a las 8.30 de la mañana y vieron que la puerta estaba abierta. Al asomarse se dieron cuenta del robo. Avisaron a la Guardia Civil y denunciaron los hechos, entregando a los agentes las imágenes donde aparece el individuo a cara descubierta. La policía científica se personó en el establecimiento para recabar pruebas.

Al final el botín ascendía a 5.000 euros. Los propietarios del establecimiento, situado en la esquina entre las calles Sagunto y Médico Antonio Pavía, no se explicaban que ningún vecino escuchase los golpes que propinó al romper el cristal. También les sorprendió la tranquilidad con la que actuó el ladrón, ya que pasó en el establecimiento de 2 a 8 de la mañana, a cara descubierta y permitiéndose el lujo de tomarse unas cervezas mientras efectuaba el robo.

Un nuevo suceso en Aspe del que tenemos conocimiento a los pocos días de producirse un atraco en otro establecimiento.

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar