ComarcaProvincia

#Comarca: La Guardia Civil detiene a 11 personas e investiga a 25 por robos de metal en el Valle del Vinalopó y L´Alcoià en lo que va de año

La Guardia Civil recomienda la prevención como principal herramienta en la lucha contra este tipo de delitos

La Guardia Civil trabaja activamente para luchar contra los robos que se cometen en las empresas cuyos productos contienen metales no preciosos. En lo que va de año, el Equipo ROCA de Ibi ha detenido a 11 personas e investigado a otras 25 a las que se les atribuye la sustracción de todo tipo de objetos que contienen esta clase de metales, cometidos en distintos municipios de las Comarcas de L`Alcoià y del Valle del Vinalopó.

Tres casos atípicos, los propios trabajadores eran los responsables de las pérdidas

El pasado 28 de julio, el Equipo especializado contra Robos en el Campo (ROCA) de la Guardia Civil de Ibi detuvo a un hombre de 29 años, de nacionalidad española, al que se le atribuye el robo de gran cantidad de cable de cobre, cometido en una empresa de electricidad en Bañeres de Mariola. El propietario puso una denuncia tras sufrir varios robos consecutivos.

Una vez investigados los hechos, los agentes averiguaron que se trataba de un antiguo empleado y que, usando una copia de las llaves, entraba cuando no había nadie trabajando. Sustraía grandes cantidades de cableado al que posteriormente le extraía el metal que vendía en chatarrerías.

El presunto responsable ha causado a la empresa un perjuicio de 10.000 euros. Se le imputa un delito continuado de robo con fuerza. Tras ser puesto a disposición de los Juzgados de Alcoy, ha quedado en libertad con cargos.

Apenas un mes antes, el 30 de junio, fueron detenidas otras dos personas. En esta ocasión, de una empresa de procesado de mármol de Pinoso. Empleando el mismo método que el ladrón de Bañeres (accedían con una copia de las llaves), el dúo se hizo con herramientas, motores, y cable de cobre causando un perjuicio de 15.000 euros a los propietarios. Además, aprovechaban para repostar sus vehículos con combustible de la empresa.

Eran un hombre de 27 y una mujer de 29 años, ambos españoles, que también resultaron ser antiguos empleados de la empresa perjudicada.

Se les imputa un delito continuado de robo con fuerza. El Juzgado de Instrucción de Novelda que entiende de la causa, decretó la libertad con cargos para ambos.

Estos dos no son los únicos casos de este tipo que ha esclarecido el Equipo ROCA de Ibi este año. En el mes de abril se procedió a la detención de otro hombre, de 40 años, también de nacionalidad española, al que se le imputó un delito continuado de apropiación indebida de casi una tonelada de bronce, de una empresa de Aspe, cometido a lo largo de ocho meses.

El metal era empleado por la empresa para la fabricación y venta de material de fontanería.

El responsable de los hurtos de la materia prima resultó ser una persona, en aquel momento empleado de la compañía, que diariamente se iba llevando pequeñas cantidades. Después lo vendía en diferentes chatarrerías, amparando las transacciones en supuestas ventas de la propia empresa para la que trabajaba, evitando así levantar sospechas.

Llegó a causar a los propietarios un perjuicio económico de 40.000 euros. El Juzgado de Novelda decretó la libertad con cargos para el presunto autor.

La Guardia Civil recomienda atajar esta problemática desde la prevención Los metales no preciosos (entre otros, el cobre, el aluminio, el acero, el hierro, etc.) son una mercancía atractiva para los ladrones ya que se encuentran en muy diversos lugares de una forma accesible para los delincuentes sin tener que sortear, en muchos casos, demasiadas medidas de seguridad.

Sin embargo, son grandes las cantidades de metal que se necesitan para hacerse con un mínimo montante, así que los delincuentes realizan significativos destrozos a los perjudicados en este tipo de robo.

Como consecuencia, las empresas sufren importantes pérdidas con los robos cometidos por esta tipología de delincuentes, que después venden el metal como chatarra.

La Guardia Civil realiza una ardua labor que pretende la prevención de estos delitos, con la escrupulosa vigilancia de los lugares que se pueden convertir en objetivo de estos robos, con inspecciones frecuentes y periódicas en los establecimientos en los que se comercializan objetos que entre sus componentes poseen estos metales, y con la identificación de vehículos y personas en las inmediaciones de los lugares descritos, entre otras medidas.

Para lograr esta prevención, se realizan contactos periódicos con los colectivos vinculados a la compra, fabricación y venta de objetos que contienen estos metales.

En el caso de que llegue a producirse el delito, es importante denunciarlo lo antes posible, aportando la mayor cantidad de detalles posibles, que permita a los agentes capturar a los delincuentes.

En lo que va de año 2022, el Equipo ROCA de Ibi ha detenido en total a 11 personas e investigado a otras 25 como presuntas autoras del robo de metales no preciosos en las Comarcas de L`Alcoià y del Valle del Vinalopó, en la provincia de Alicante.

Comentarios
Ver más
Botón volver arriba