Deporte - Aspe

Dos errores puntuales condenan al C.F. La Coca

La Coca de Aspe no pudo pasar del empate en el partido disputado frente al Rafal. Un gol en el primer minuto del conjunto visitante, y otro en el final de la primera mitad, cuando la Coca ya había conseguido darle la vuelta al marcador, hicieron que los rojillos sufrieran durante todo el encuentro y no pudieran llevarse la victoria. Además de la rigurosa expulsión de Aarón en el segundo tiempo, que condicionó el final del partido.

Al igual que en el partido de hace dos jornadas, la Coca de Aspe empezó por detrás en el luminoso debido a un despiste defensivo o falta de intensidad en el primer minuto de juego. Esta vez no fue el Albaterense, sino el Rafal. El futbolista Diar marcaría el primer tanto con un fuerte disparo en la portería del guardameta Aarón. Durante los cinco minutos siguientes, los aspenses sufrirían por los constantes ataques del Rafal y las ocasiones que tendrían.

Pero con el paso del tiempo, la Coca reaccionaría. Los locales se convertirían en amos y dueños del partido sobre el perfecto césped de Las Fuentes. Así que, tan solo diez minutos después del gol, un buen centro de Ian en una jugada a balón parado, haría que Fede solo tuviera que poner la cabeza para que el balon superase al guardemeta Peña y entrara en la portería del Rafal. Acto seguido, llegaría el segundo gol. Esta vez obra de Jonathan Vico, que remató con contundencia y su balón fue enviado hasta el fondo de las mallas. En tan solo diez minutos, los aspenses pudieron remontar el encuentro y tener infinidad de ocasiones para ampliar la ventaja en el marcador.

Con toda esta superioridad, la Coca se veía con el partido controlado. Pero llegando al descanso, y después de que el portero local Aarón fuera sustituido por lesión, se añadieron tres minutos de juego en la primera mitad. Tiempo suficiente para que el Rafal, mediante Tatto pusiera el empate en una jugada desafortunada. Demasiado castigo para una Coca de Aspe que se mereció, como mínimo, marcharse victoriosa por uno o más goles al decanso.

Ya con el inicio de la segunda mitad, los dos equipos mostrarían mucha intensidad y cualquiera pudo anotar en las diversas jugadas de peligro que generaron. Pero los goles no llegaron, y los minutos fueron pasando. Ya metidos en la recta final del encuentro, Aarón sería rigurosamente expulsado, viendo la roja directa. Por lo que, la Coca tendría que sufrir en los últimos quince minutos. Y así lo hizo, resistiendo los constantes ataques del Rafal, pero con una organización defensiva envidiable en la categoría, y un pundonor que sería halagado por los aficionados locales al final del encuentro. Con este resultado, la Coca de Aspe se mantiene en tercera posición, a tan solo tres puntos del líder, la Unión Deportiva Ilicitana.

Comentarios
Ver más
Botón volver arriba