AspeComercio y Ciudad - Aspe

La Virgen de las Nieves necesita una nueva restauración

El deterioro de la pintura es la causa de esta nueva restauración

La imagen de la Virgen de las Nieves, patrona de Aspe y Hondón de las Nieves, necesita una nueva restauración después de los trabajos realizados entre septiembre de 2007 y mayo de 2008. El motivo es el deterioro de la pintura de la imagen sagrada, ya que la restauración realizada por el Instituto Valenciano de Restauración (IVACOR) estaba prevista para esculturas que permanecen en el interior de hornacinas, mientras que la patrona de ambas localidades es, como se sabe, una imagen peregrina que se traslada a Aspe en el mes de agosto de los años pares y regresa a su camarín de Hondón pocas semanas después, además de las procesiones que se celebran el 5 de agosto de cada año en la fiesta de la Virgen de las Nieves.

Los párrocos de Aspe y Hondón, D. Fernando Navarro y D. José Manuel Íñigo, respectivamente, han detectado el deterioro de la pintura y han informado sobre la situación a los alcaldes de ambas poblaciones, Antonio Puerto, de Aspe, y Victoriano Sánchez, de Hondón. Para solucionar este problema se ha planteado una nueva restauración que podría llevarse a cabo en el taller donde se restauró el Cristo de la Buena Muerte de Aspe, una imagen que, al igual que la patrona, también sale al exterior en procesión. El coste de estos nuevos trabajos asciende aproximadamente a 8.000€, que serían sufragados por la basílica de Aspe y por la parroquia de Hondón. Para ello se está planteando solicitar suscripciones a los fieles y vecinos de ambas localidades.

Según indicaba el informe de IVACOR, la restauración efectuada entre 2007 y 2008 supuso varias actuaciones sobre la talla: “El soporte se encontraba en buen estado, mientras que la policromía presentaba numerosos deterioros. En esta última y en los estratos de preparación existían cuantiosos faltantes principalmente en el rostro, manos y pies. Zonas expuestas a un mayor desgaste debido a la colocación de elementos adicionales (anillos, corona o alfileres) que han provocado erosiones y arañazos. Otra zona con grandes deterioros debido a intervenciones anteriores son las orejas, debido a la mutilación y posterior adhesión de las mismas a causa de las modas. A consecuencia de todo esto encontramos grandes zonas repintadas, que se extendían invadiendo parte del rostro, las manos y la peana, además de una gran capa de suciedad que recubría las partes menos protegidas”.

Tras detectar estos problemas, el IVACOR procedió a su restauración. Pero el motivo del deterioro actual parece deberse a que la pintura aplicada era para permanecer en el interior de su camarín y no para afrontar la exposición a los elementos que supone sacar la imagen de la capilla donde habitualmente permanece resguardada. La presente restauración se encargará de solucionar este problema.

Comentarios
Ver más
Botón volver arriba