ComarcaElda

#Petrer: Apanah logra el reto de 5.000 botitas de lana para hacer que las aulas de Petrer y Elda sean menos ruidosas

Mañana, viernes 3, a las 17.15 horas, en los Jardines Alcalde Vicente Maestre, APANAH realizará un acto simbólico de celebración de este logro, coincidiendo con el Día Internacional de las Personas con Discapacidad

APANAH, con la colaboración de los Ayuntamientos de Petrer y Elda y de la Obra Social de Caixapetrer, ha logrado el reto de reunir 5.000 botitas de lana tejida por voluntarias y voluntarios para reducir el ruido en las aulas de Petrer y Elda y eliminar las barreras de comunicación del alumnado con discapacidad auditiva y otros
trastornos en la comunicación.

Bajo el lema “Trenzando Redes por la Inclusión”, esta iniciativa, que se puso en marcha el pasado mes de junio, culminará mañana, viernes 3 de diciembre, a las 17.15 horas, en los Jardines Alcalde Vicente Maestre (antigua Explanada) con un acto simbólico de celebración, previo al acto del encendido navideño de Petrer.

Anto Noya, trabajadora social de Apanah, ha explicado que “con este emotivo acto queremos celebrar que hemos conseguido el reto que nos marcamos y, además, servirá para poner la guinda del pastel a la celebración del 25 aniversario de nuestra asociación”.

El acto contará con la participación de los centros educativos de Petrer y de otras entidades que trabajan en el ámbito de la discapacidad, “considerando que el día 3 de diciembre se conmemora el Día Internacional de las Personas con

Discapacidad”, según han indicado Noya. De hecho, se llevará a cabo la lectura de un manifiesto conjuntamente de manos de APANAH y Sense Barreres.

También ha expresado su agradecimiento a los centros educativos de Elda y Petrer “por la gran acogida de la iniciativa”, a los ayuntamientos de ambos municipios, “por todo el apoyo y las facilidades”, a la Obra Social Caixa Petrer, “por comprometerse con todos los proyectos justos y solidarios” y “muy especialmente a Turismo Petrer y a todas las tejedoras que, de manera desinteresada, han hecho posible la
consecución de este reto”.

Cabe recordar que el objetivo final de este proyecto es reducir al máximo la reverberación de las aulas para eliminar las barreras de comunicación y para que el ruido no interfiera en los procesos de aprendizaje del alumnado con discapacidad auditiva y otros trastornos en la comunicación, ya que en las aulas, el ruido ambiente causado por el movimiento de las sillas aísla y dificulta el seguimiento en el aula a
niños y jóvenes con discapacidad auditiva.

Comentarios
Ver más
Botón volver arriba